sobre la importancia de poner las cosas en su sitio

Ha sido un verano duro, un verano más sin vacaciones. Un verano de trabajo, formación y mucha soledad, en una Barcelona vacía de las personas que siempre me acompañan, cada vez más llena de ruido y de gente poco respetuosa.

Sé que no lo parece por mi ausencia en el blog, pero estuve trabajando mucho también en vivolindo. En la manera de comunicar este proyecto.

Vivolindo no es un blog de decoración, yo no soy decoradora y no pretendo serlo. Simplemente, soy alguien que vive en un pequeño piso de alquiler en la ciudad. Probablemente como tu vengo de muchas mudanzas, de compartir piso con compañeros, amigos, parejas.. hasta tener un espacio sólo para mi.

Cada X tiempo siento que algo no funciona en mi casa y empiezo a cambiar los muebles de sitio. A veces decido que algo sobra. Otras veces inesperadamente llega algo nuevo y todo se re-orienta al rededor de este nuevo elemento. Y poco a poco todo va encontrando su sitio.

Un amigo siempre me dice que esto de necesitar moverlo todo constantemente es una enfermedad. Nos reímos, pero creo que hay mucho detrás. La búsqueda constante del sitio perfecto para todo.

Pero es tan importante que las cosas estén en su sitio? 

Hablando con muchas personas sobre esto, veo una relación estrecha entre la necesidad de modificar la casa y el momento personal en el que cada uno se encuentra. El tipo de cambio que busca alguien es su espacio refleja el cambio que busca en su vida.

El espacio es el espejo del constante reajuste contigo mismo:

Me representa?  Va conmigo, con la persona que soy ahora? Tiene sentido con la vida que hago?

Creo que la frecuencia con la que cambias tu casa es proporcional a tu evolución como persona, o a la necesidad que tienes de evolucionar.

Asi que sí, pienso que es importante buscar el sitio perfecto para las cosas porque a veces, es más facil empezar a cambiar todo fuera para conseguir cambiar dentro.

 

En septiembre he retomado varios proyectos que se habían acumulado en mi habitación del enano y he cambiado un poco mi casa.

Como hablo de de poner las cosa en su sitio, me pareció buena idea enseñaros unas cajas y cajones de madera que encontré en la calle. Los pinté de blanco y atornillé el pomo de un viejo mueble a la caja. El acabado es en cera natural.

Y tu? Cambias a menudo tu casa, o sientes que ya está todo en su sitio?

Un abrazo,

Eva

 

 

 

 

Previous Post

You Might Also Like

2 Comments

  • Reply Karin Sommer 14/10/2018 at 3:24 pm

    Hola Eva,
    me encantan los cajones blancos.
    Yo cambio pocas cosas en mi piso, pero es cierto, que me encanta, cuando veo personas constantemente mejorando su sitio. A ver, si tu blog me va animando. Ya te contaré.

    • Reply vivolindo 14/10/2018 at 8:22 pm

      Hola Karin!
      Gracias! También me gustan mucho. Creo que vale la pena invertir un poco de trabajo en cosas bien hechas de material natural , aún que sean simples siempre aportan mucho a un espacio.
      También eres una persona que busca armonía en el lugar donde vive. No hace falta que sea algo radical, a veces movimientos muy pequeños producen un cambio sorprendente en la percepción de un espacio. Simplemente si te nace algún impulso prueba a seguirlo y observa los efectos. Y me lo cuentas 🙂 Un abrazo fuerte

    Leave a Reply