espacios únicos: la tienda-taller de dzueco en Barcelona

Hay espacios que pertenecen tanto a quien los vive, que nada más entrar por la puerta ya sabes quien es la persona que tienes delante.

Así es la tienda-taller de  dzueco  en Barcelona. Un espacio alegre, cercano, honesto y acogedor. Un lugar que se hizo poco a poco, con trabajo y desde el trabajo que allí se hace.

Es un local diáfano lleno de luz natural, con la mezcla tan peculiar de estilo industrial con aire de pueblo marinero típica del poble nou. Piezas antiguas, materiales simples, proyectos upcycling..   se mezclan y conviven con los materiales de trabajo, con sencillez y  naturalidad.

La mesita antigua de la entrada está puesta con coloridos zuecos. La gente que la ve, para delante de la puerta y siente curiosidad por visitar este sitio tan especial.

La madera natural está por todas partes: en los zuecos, en las mesas de trabajo, en las estanterías con más zuecos..

Desde los techos altísimos cuelgan lamparas hechas con contenedores de metal, y otras de macetas de terracota iluminan los espacios de trabajo.

 

Patricia Bautista y Paco Sánchez, una pareja de artesanos, llegaron a este espacio hace cinco años buscando un sitio para trabajar a pié de calle. Supieron ver su potencial en la luz, la amplitud y el encanto que mantenía a pesar de los años de dejadez. Con muchísimo trabajo lo reformaron, y poco a poco el espacio cogió forma, adaptándose y variando según las necesidades, hasta que hace dos años se abrió al público también como tienda.

Una antigua máquina de coser suelas que Patricia recibió de su maestro, es la única pieza esclusivamente decorativa

 

Vi los zuecos de dzueco entre los productos artesanos en el espacio de La Pionera , y en seguida me metí en su web para saber más. Así descubrí este bonito proyecto totalmente artesano y respetuoso de Patricia Bautista. Y es un proyecto redondo.

Patricia me contó que un día, mientras paseaba con su niña, se fijó en un anuncio de clases de calzado. Sintió “un gusanillo en el estómago” y tuvo clarísimo que aprendería. Cuando lo habló con su madre más tarde, descubrió que había sido el oficio de su abuelo.

Años después tuvo la necesidad de buscar una alternativa al calzado a medida, más sostenible, pero manteniendo el carácter artesano. Así nació dzueco.

Patricia hace sus zuecos completamente a mano, utilizando las herramientas que pertenecieron a su abuelo. La madera es de pino de bosques de tala controlada y las pieles son de curtición ecológica pintada a mano. Y si los prefieres de tela, Patricia también puede hacerlos con una tuya que quieras reciclar. Los clientes se llevan sus zuecos en una tot bag de algodón que pueden reutilizar por lo que quieran.

La tienda-taller de dzueco es un espacio único y totalmente coherente con la filosofía de la marca.

Gracias Patricia por tu tiempo y tu amabilidad en temporada alta de zuecos, y muchas felicidades por emprender y trabajar con ética y principios!

Si queréis seguir el trabajo de Patricia Bautista en instagram podéis hacerlo por este enlace.

Si te gustan las visitas a los hogares privados, te recomiendo también este post.

Un abrazo,

Eva

 

Photos by Eva Piredda

Previous Post Next Post

You Might Also Like

4 Comments

  • Reply Nina 24/06/2018 at 6:10 pm

    Me encanta el lugar y me encantan las fotos! Tantisimo color ❤️❤️ enhorabuena por el post 🙂

    • Reply vivolindo 25/06/2018 at 10:02 am

      Muchas gracias Nina! El lugar es precioso y los zuecos también 🙂

  • Reply karin sommer 03/07/2018 at 11:49 am

    Totalmente de acuetdo! Muy buenas fotos!!!

  • Leave a Reply