Espacios pequeños: magia en un estudio de 35m2

Que vivamos en un espacio pequeño no significa que tengamos que renunciar a un hogar encantador. En este estudio de 35 m2 en Barcelona se construyeron distintos niveles creando la ilusión de espacios efímeros y un estilo teatral. Objetos reciclados, mucho DIY y detalles personales hacen de este pequeño piso un ambiente extremadamente interesante. Aún que a veces solo te puedas asomar, las escaleras te llevan a otros lugares y crean ilusión de amplitud.

La base es neutra con muchos acentos en rojo y azul. Los motivos de rayas y las cestas y baúles de mimbre están por todas partes. Detalles orientales, objetos artesanales africanos, retratos en blanco y negro, antiguos carteles publicitarios y atrezzo conviven en total armonía.

Marina Val y su gato Lucino se mudaron a este pequeño estudio de alquiler en el barrio del Raval (Barcelona) hace seis meses. Directora de arte, diseñadora de vestuario escénico y de objetos, productora audiovisual..imposible definir los talentos artísticos de Marina en pocas palabras. Lo que queda claro visitando su casa es que es una creativa con un gusto exquisito.

Con simples tablas de madera construyó un ambiente en distintos niveles que rebosa de estilo y amor por el arte. Cada objeto, fotografía, dibujo tiene su historia. Nada está allí para llenar un espacio, todo tiene un significado. Su recorrido artístico, los años que transcurrió en Italia, la huella del teatro en su formación, pinceles y colores.. toda su vida está expuesta en armonía y con mucho cariño.

Pasé horas fotografiando los detalles de las estanterías y escuchando sus historias, mirando trabajos suyos y otros de amigos artistas, y hubiera podido quedarme mucho más. Quedé fascinada por la creatividad que tuvo plasmando el espacio para que se adaptara a lo que ella quería, simplemente construyendo sitio donde no había.

La cama está alojada en una tarima de madera que construyó Marina con la ayuda de un amigo.

Detalles de la estantería. Arriba un retrato de Marina en blanco y negro.

En la estantería una foto del fotógrafo Sergio Grispello, amigo y colaborador de Marina Val en múltiples proyectos.

En una silla, otra bellísima fotografía de Sergio Grispello.

La pared opuesta a la estantería está ocupada por armarios construidos con tablones de madera. Arriba un gran retrato de Marina por el fotógrafo Sergio Grispello. A la izquierda de la escalera una pieza de vestuario teatral de Marina Val.

El altillo con cajas y cestas de mimbre. Abajo, Lucino hace la siesta en el pequeño sofá que también es cama para los huéspedes.

La pared de armarios con el altillo al fondo.

Detalle de la cocina reflejado en un espejo que esconde la cama.

La entrada al baño. Marina convirtió la puerta en una corredera.

Lucino!

Precioso lugar verdad? Espero que hayáis disfrutado de este home tour y os sirva de inspiración.

Lo que hizo Marina en un espacio tan pequeño es asombroso. Con mucho trabajo y las ideas muy claras creó el lugar con magia que necesitaba.

Mil gracias Marina (y Lucino!) por abrirnos la puerta de tu hogar!

 

Os recomiendo mucho mucho una visita a la web de Marina Val. Sus creaciones son piezas de arte. Su estilo es muy especial, etereo y fascinante..

Si os gustaron como a mi las fotografías de Sergio Grispello podéis ver el portfolio en su sitio web aquí.

 

Photos by Eva Piredda

 

 

 

 

 

 

Previous Post Next Post

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply