De la vez que visité una cocina para enseñar, y de platos rotos

 

Algunos nos cuidamos mucho. Hacemos ejercicio, comemos sano, meditamos.. pero a veces, si hacemos caso a pequeños indicios, podemos descubrir desde nuestro habitar (y habitarnos), que hay un nudo de resistencia. En algunos de nosotros puedes ser una dejadez manifiesta, en otros es más sutil y encubierta.

Este momento tan peculiar que vivimos, nos está dando la oportunidad de observarnos desde nuestros espacios internos.

Y la consciencia es la primera etapa del cambio.

Si tienes ganas de compartir tus reflexiones me encantará leerte.

Un abrazo y cuídate mucho!

Eva

 

Previous Post Next Post

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply