tutorial cesto con cuerda de algodón

 

La semana pasada con unas amigas nos reunimos en una cafetería para un vivolindo-craft café! Entre charlas y tartas, les enseñé como hacer un cesto con cuerda de algodón natural y como nos gustó tanto, hoy comparto el tutorial aquí en el blog.

En Cerdeña tenemos mucha tradición de cestos artesanales preciosos. En los pueblos siempre hay alguna abuela haciendo cestos sentada delante la puerta de su casa.  Son de la cosas que asocio a los recuerdos de la casa de mis padres y de mis abuelos. Cestos como centro de mesa con la fruta, cestos colgados en la pared de la cocina.. Otros cestos los recuerdo en los brazos de mi abuelo rebosando higos en verano, con las hojas en el fondo para que no se dañaran.

Mi madre hace muchos años aprendió de un artesano e incluso hacía talleres extra-escolares a los chicos de la escuela donde enseñaba como profesora. A mi siempre me gustaron los cestos, pero nunca pensé en aprender a hacerlos.. hasta que (todo a su tiempo), empecé a practicar con una cuerda de cáñamo que tenía en casa.

Un poco recordando lo que vi hacer a mi madre, y un poco con algún tutorial en la red, fui desarrollando “mi manera” y experimentando con varios materiales.

La cuerda de algodón natural es un material fácil con el que trabajar, y creo que va muy bien para empezar. Además lo que me gusta mucho es que al ser una cuerda blanda, los cestos salen con unas formas muy orgánicas, mórbidas y con un tacto muy agradable. Luego con la misma técnica podéis realizar cestos con cuerda de otros materiales.

Materiales:

    • cuerda de algodón natural
    • lanas (yo utilicé lo que tenía en casa: unos ovillos de mixto lana-algodón y una guita de yute)
    • aguja gruesa y tijeras

Cortamos un trozo de lana bastante largo y hacemos un nudo al final. Clavamos la aguja a unos centímetros del extremo y pasamos todo el largo del hilo hasta el nudo.

Enrollamos el hilo de lana al rededor de la cuerda desde el punto de entrada hasta el extremo.

Doblamos el extremo en forma de “U” y seguimos dando dos o tres vueltas más con el hilo para que se quede bloqueado. A continuación envolvemos la cuerda al rededor de la “U” como en la foto.

Clavamos la aguja atravesando todas las capas de cuerda (4 en total). Y repetimos el pasaje de la aguja por las capas a 90º respeto al punto de salida anterior. O sea, tenemos que clavar la aguja dos veces como haciendo una cruz.

A este punto ya tenemos el centro firme y empezamos a posicionar la cuerda al rededor del centro fijándola con puntadas. La aguja de abajo arriba en dirección de nosotros y hacia fuera, incluyendo la cuerda. Alternamos una puntada que incluye las dos ultimas capas, y una puntada con solo la ultima capa. Más fácil mirando las fotos.

Y así seguimos. Hacemos puntadas más próximas al principio, y cuando el cesto empiece a tener forma podemos permitirnos distanciarlas un poco más.

Cuando tengamos la base del tamaño que queremos, empezamos a “subir” tirando la cuerda poco a poco hacia el interior (o sea en dirección del centro).

OJO: no hay que pasarse tirando en dirección del centro. Al ser la cuerda muy blanda en seguida “cierra” mucho la forma del cesto. De vez en cuando conviene estirar un poco hacia fuera a medida que vaya tomando forma.

Cuando el hilo se acaba hacemos un nudo y lo pasamos bajo las puntadas de la capa inferior. Empezamos con el nuevo hilo siguiendo el recorrido contrario como en las fotos, y volvemos a dar las puntadas a las dos ultima capa, luego la ultima y así seguimos.

Cuando tengamos el cesto del tamaño deseado, cortamos la cuerda, hacemos puntadas seguidas al rededor del extremo y terminamos con un par de nudos (intentando que queden escondidos en el interior y entre las capas).

Y ya tenemos nuestro cesto! Los míos acabaron con una plantita dentro 🙂

Para cestos del tamaño de las fotos, hacen falta unos 3,5 – 4 m de cuerda aproximadamente.

Espero que queden bastante claros los pasos, pero si no es así preguntad y estaré encantada de aclarar dudas!

Con todos los cambios de este año, (como un poco os conté en este post), empezó a pesarme la soledad de realizar los proyectos, editar fotos, trabajar en el blog todo el día..

Por eso decidí organizar vivolindo- craft cafe: tardes de pequeñas experiencias creativas en petit comité (de momento), en una cafetería..

Así que si estás en Barcelona y prefieres que te explique en persona como hacer un cesto con cuerda de algodón, puedes apuntarte al grupo de meetup vivolindo-craft cafe, o escribir a hola@vivolindo.com.

Un abrazo,

Eva

 

Previous Post Next Post

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply